Saltar a Contenido

Publicaciones por meses: febrero 2016

Viajar con niños en avión. Los mejores consejos

Te lo decíamos en un post anterior: viajar con niños es posible. Eso no quita que no debas contemplar algunas precauciones y ser consciente de que a partir de ahora deberás adaptar tus ritmos a los suyos. Si para ti ya es pesado permanecer sentado en una butaca incómoda y sin apenas poder moverte, imagínate para tus hijos. El viaje empieza desde el momento que sales de casa y eso supone que el desplazamiento ya es parte de la aventura… Ahora bien, ¿es posible conseguir que esa aventura acabe con final feliz?, estamos seguros que sí y aquí te ofrecemos algunos consejos para viajar con niños en avión.

Consejos para volar con niños:

  • Documentación

El primero de los consejos si piensas volar con menores es asegurarte de que tienes a mano toda la documentación que necesitarás. Para volar dentro de España, en principio basta con presentar el libro de familia y que los progenitores enseñen su DNI, ahora bien, hay algunas compañías que pese a que en España no es obligatorio que los menores dispongan de documento nacional de identidad se lo exigen igualmente. Estudia las condiciones de cada compañía aérea y escoge la que más te interese en función de su política con los menores. Deberías enterarte también de qué compañías aéreas te permiten ir con las sillitas o cochecitos de tus hijos hasta la puerta de embarque y cuáles te los hacen facturar abandonándote a tu suerte en el aeropuerto con las maletes y el bebé al cuello, a veces es preferible pagar algo más y que viajar con los niños en avión sea más cómodo.

  • Explicar y explicar

Una vez ya estás en el aeropuerto, enséñales y disfruta con tus hijos de la emoción de ver despegar y aterrizar los aviones. Perder el miedo a lo desconocido rebajará la tensión y ayudará a que durante los primeros minutos en el avión, esté más concentrado en el proceso que en dar patadas al asiento de delante.

  • Mejor que te esperen a esperar

Entra el último en el avión. Muchas compañías dan preferencia de embarque a las familias con niños, pero de verdad, no hace falta alargar el tiempo que tendrán que estar sentados más de la cuenta.

  • Señor X

Presenta tus hijos al señor de delante y pídele disculpas por anticipado. Él será más comprensivo con alguien que conoce que con alguien que no (y depende de cómo sea, igual ganas un cómplice). Y tu hijo se moderará más al jugar con la mesita del asiento sabiendo que está molestando al señor x.

  • Líquido o algo que chupar

Para el momento del despegue y aterrizaje. Si tu hijo es todavía bebé, prepara un biberón o succionador de agua para que no le molesten los oídos. Si son más mayores, un chupachups o chicle también funcionará, pero procura que sea sin azúcar, así no se alterarán tanto.

  • Relax

Saca el arsenal de juguetes y entretenimiento y relájate, si tu te alteras, ellos lo notarán y entonces sí que estás perdido.

1 0 Continuar Leyendo →

Qué comer (y beber) en Mallorca

Situada en un punto estratégico del Mediterráneo y con una intensa historia de conquistas y civilizaciones asentadas en ellas, las Islas Baleares reflejan en su gastronomía el poso de las múltiples culturas con las que sus habitantes han tenido contacto en un momento u otro. Un legado que ha moldeado la personalidad de cada una de las islas y que ha dejado en Mallorca un abanico gastronómico que va mucho más allá de las archiconocidas ensaimadas o las sobrasadas.

En este artículo os dejamos algunos de los platos que deberías probar si os decidís por venir a Mallorca:

  • Frit mallorquí

No te lo comerías al mirarlo. De hecho, tiene una pinta bastante poco apetecible, pero si no tienes prejuicios a la hora de comer, es más que recomendable. Se puede comer como plato principal, aunque en algunos restaurantes también lo sirven como tapa entrante y está elaborado con las vísceras de cordero y muchas verduras. Todo cortado muy menudito, y tras un buen chup-chup, es uno de los platos más tradicionales de  Mallorca.

  • Sopes seques

Sencillo plato de cucharada que recuerda a pasado. Las sopas se llaman secas porque se espera a que el pan de pagès dejado secar haya absorbido todo el rico caldo de verduras que lo combina. En algunos casos te podrás encontrar trozos de patatas y col y hasta alguna versión más moderna incluye trozos de carne en las sopas. Sea como sea, es un plato que deberías probar si vienes a la isla.

  • Licor de naranjas de Sòller

Las naranjas que durante muchos años llevaron la prosperidad al valle de Sòller son las protagonistas de este licor que bien solo o combinado, es un clásico de la zona.

  • Vino de Mallorca

Aunque no tiene una fama muy grande, lo cierto es que la relación del vino y la isla se remonta a los siglos VII y VI a.C. En la actualidad, son muy afamados el Celler Tianna Negre de Benissalem y las Bodegas Binigrau de Biniali con dos vinos blancos elaborados a partir de la uva Prensal Blanc, típica de la isla. Una mínima selección de los muchísimos y buenos vinos que la indicación geográfica protegida de Mallorca ofrece al mercado.

0 0 Continuar Leyendo →

Vacaciones en familia, ¿hotel o apartamento?

Llega la hora de planificar las vacaciones en familia y toca tomar muchas decisiones… ¿mar o montaña? ¿destino extranjero o nacional? ¿hotel o apartamento? Hoy vamos a destaparos las ventajas y desventajas de las dos opciones para ayudaros a escoger la mejor opción para vosotros.

  • Hoteles

Como siempre, generalizar tiene sus peligros, pero normalmente cuando vamos a un hotel, sobre todo si viajamos con niños, vamos a que nos lo den todo hecho. En el hotel te aseguras el servicio de limpieza de la habitación y por tanto un cierto orden y no tener que hacer la compra de la semana como si estuvieras todavía en casa. Asegurarte un buen desayuno, e igual cena, para no tener que arrastrar a toda la familia nada más despertarse por los bares de la zona es una de los motivos que nos pueden hacer decantarnos por el hotel.

Lo mismo ocurre con las animaciones infantiles, especialmente si nos decantamos por un destino vacacional. Disponer de actividades para niños o incluso de un club infantil donde poder dejar a los niños un poco entretenidos mientras nosotros echamos la siesta, también es un gran punto a favor. Además, allí conocerán otros niños de su edad y no tendrán tanta sensación de ir siguiéndoos a todas partes.

Por contra, viajar a un hotel con niños pequeños que todavía no pueden dormir en una habitación contigua a la vuestra, tiene el enorme problema de los horarios y la falta de intimidad. Llega la hora de que ellos se acuesten pero vosotros todavía no tenéis sueño y ver la tele a oscuras y casi en silencio para no despertarlos es una solución muy pesada pero inevitable en los hoteles.

  • Apartamentos

Sin duda, la gran ventaja de los apartamentos en unas vacaciones en familia es la libertad de movimiento. No tener que respetar los horarios de desayunos, comidas o cenas es un punto muy apreciado cuando se quiere desconectar de la marcada rutina diaria. Además, podréis acostar a los niños mientras vosotros os tomáis una copa en la terraza o veis una película en el salón.

Poder cocinar, a nuestro gusto -especialmente cuando existe alguna intolerancia alimenticia- es también importante cuando se va de vacaciones con niños pequeños y no quieres que pasen todas las vacaciones comiendo nuggets con patatas de los menús infantiles de los restaurantes.

La desventaja de un apartamento turístico convencional es no disponer de una recepción a la que pedir ayuda en caso de problemas, ni de los servicios de animación para los niños.

  • Apartotel

Como en casi todo, una buena opción a la hora de decidiros es buscar la “tercera vía“. Hoy en día existen buenos apartoteles o resorts turísticos que ofrecen apartamentos muy bien equipados, y también disponen de los mejores servicios hoteleros, combinando así lo mejor de los dos mundos y asegurándote las vacaciones en familia perfectas.

 

0 0 Continuar Leyendo →